Llámanos:  2 52 30707

Sms al:  70420678 - 73896901

54 AÑOS DE LA MÁXIMA HAZAÑA DEL FÚTBOL BOLIVIANO

54 AÑOS DE LA MÁXIMA HAZAÑA DEL FÚTBOL BOLIVIANO


Un 31 de marzo de 1963, hace exactamente 54 años, el fútbol boliviano lograba su máxima proeza en toda su historia. Desde entonces, los equipos bolivianos han llegado a semifinales en la libertadores, a la final en la Copa Sudámericana, a títulos, subcampeonato continental, incluso, a un Mundial de fútbol por mérito propio.

No es el mejor fútbol de Sudamérica, pero como el mismo José Mourinho lo dijo, acá, en Sudamérica, el fútbol es en serio, no hay selección fácil, por lo que salir campeón de una Copa América no es cualquier cosa, es un mérito aparte, apoteósico como dirían en España, es algo ÉPICO. Y ese domingo 31 de marzo de 1963, la selección boliviana tocó el cielo y alcanzó la gloria como en muchos años no la ha conseguido y en muchos años, lamentablemente, no la conseguirá.

La Copa América conseguida por nuestro país, precisamente se jugó en Bolivia y fue la versión #28 del torneo de selecciones importante más antiguo del mundo. Solo hubo dos sedes: Hernando Siles de La Paz y el Felix Cápriles de Cochabamba. Mientras tanto, participaron 7 equipos en lugar de los clásicos 10: Chile no fue invitada al torneo por los conflictos diplomáticos con Bolivia, Uruguay no participó porque reculó jugar en La Paz y Venezuela porque no era el país más futbolero de sudamérica.

Aunque ni Argentina ni Brasil trajeron a sus mejores jugadores a Bolivia por el miedo a la altura, si fue un torneo de altísimo nivel. Se lo disputó en un formato de un solo grupo para los siete equipos a partidos únicos entre todas las selecciones. Desde el primer minuto, se notó que bolivia sería un gran protagonista, aunque antes del torneo, había un escepticismo generalizado por unos pésimos resultados obtenidos previamente.

54 AÑOS DE LA MÁXIMA HAZAÑA DEL FÚTBOL BOLIVIANO


A principios del 63 la FBF contrató al técnico brasileño Danilo Alvim que había sido una de las grandes estrellas del fútbol brasileño, figura en el Sudamericano de 1949 y parte del seleccionado que no pudo ganar el Campeonato del Mundo en su casa en 1950. Había brillado en Vasco da Gama y dirigido ya equipos de su país. Alvim debutó en los partidos de vuelta de la Paz del Chaco en Asunción el 17 y 19 de febrero de 1963. Un descalabro total (0-3 y 1-5), con un equipo que combinaba a las dos seleccione regionales con la inclusión de dos nuevas figuras Wilfredo Camacho y Ramiro Blacutt.

En Bolivia, todo el país puso el grito en el cielo, la cabeza de Alvim peligraba, si no hubiese sido por la decisión de los directivos, habría sido cortada. Los organizadores del torneo decidieron esperar, no había mucho que hacer, faltaba menos de un mes para la inauguración…no se equivocaron.


Deportes en Acción Tv

Más